EL AGUA Y SUS COMPONENTES

 

El agua potable que consumimos no es agua pura, la potabilidad del agua, o sea la característica de esta que hace que la misma sea adecuada para su consumo sin causarnos ningún daño en nuestra salud en el corto mediano o largo plazo, no implica que el agua sea pura o sin componentes que no sean el agua misma.

El agua que llega en forma de lluvia originalmente si es agua pura, ya que la misma ha sido evaporada de la superficie de la tierra por la acción del sol. A medida que se forman las gotas de lluvia, el agua disuelve gases que se encuentran en la atmósfera como son el oxigeno y el bióxido de carbono principalmente

Una vez que las gotas de lluvia alcanzan la superficie de la tierra empieza la acción disolvente del agua. En química decimos que el agua es el disolvente universal. Con muy pocas excepciones el agua es capaz de disolver cualquier sustancia: la sal y el azúcar se disuelven fácilmente, el alcohol o la gasolina se mezclan con el agua, y así ocurre con muchos compuestos.

Si colocamos en un vaso de agua pura una piedra de caliza, de las que existen en nuestros cada vez mas explotados yacimientos de Nombre de Dios, aparentemente no ocurre nada y podemos dejar esa roca en contacto con el agua durante varios días y no observamos ningún cambio, sin embargo, un análisis químico nos indica que parte de la roca es ya parte del agua, algo que no se detecta en la piedra ya que las cantidades de material que se disolvieron en el agua son mínimas comparadas con su peso, pero que tendrán efectos muy importantes en la calidad del agua.

 

Estas son las zonas en el noreste del país donde se presenta con mayor intensidad la sequía y consecuentemente el deterioro de la calidad del agua.

 

 

Por un mecanismo similar se integran al agua componentes químicos como: sodio, potasio, calcio, magnesio, sulfatos, bicarbonatos, sulfatos, etc, componentes que no son perjudiciales a la salud y que inclusive son nutrientes para nuestro organismo y que le dan sabor y calidad al agua (el dicho de que el agua debe ser inodora, incolora e insípida no aplica en las aguas naturales).

Desafortunadamente, el poder disolvente del agua también causa la disolución de algunos componentes indeseables y que son perjudiciales a nuestra salud aún en muy pequeñas cantidades. Para una discusión más amplia y detallada de los componentes del agua describiremos a continuación cada uno de ellos.

 

MICROORGANISMOS Y AGENTES PATOGENOS: Este tipo de contaminación en el agua es la mas común y la mas fácil de remediar. A pesar de que se tienen medios de desinfección muy efectivos como es por ejemplo la adición de cloro al agua o sea la cloración, este tipo de contaminación es la que causa más victimas en los consumidores.

Se estima que un promedio de 6,000 personas, sobre todo niños, mueren en promedio diariamente por enfermedades causadas por agentes patógenos que se encuentran presentes en el agua. La fiebre tifoidea, la gastroenteritis, la hepatitis y otras enfermedades infecciosas, pueden ser transmitidas por el agua si ésta no es adecuadamente desinfectada.

Este tipo de contaminación es muy poco probable que ocurra en lugares y ciudades grandes, dónde existe un organismo que se encarga de controlar y monitorear diariamente la calidad de agua que llega a los consumidores, sin embargo, en comunidades rurales dónde no se tiene este control es dónde se presenta en mayores dimensiones este problema.

Países como: India, Pakistán, en territorio Africano, en Centro y Sudamérica y desde luego en nuestras zonas marginadas en México, las enfermedades infecciosas transmitidas por agua contaminada con microorganismos patógenos, es uno de los principales problemas de salud

 

 

 

La sequía intensa además de los daños en las cosechas, deteriora la calidad del agua de los acuíferos ya que no hay recarga de agua.

 

 

SALES DISUELTAS O SÓLIDOS DISUELTOS: Las sales disueltas son los componentes que pasan al agua cuando esta se pone en contacto con los yacimientos minerales del rió, lago, pozo o acuífero donde se encuentra el agua. Consisten de componentes como sodio, potasio, calcio, magnesio, cloruros, sulfatos, bicarbonatos, sulfatos, etc. y que como ya mencionamos son los que dan sabor y hacen agradable el agua. Estas sales disueltas no se pueden percibir a simple vista ya que se encuentran completamente integrados al agua y solo se nos hace evidente su presencia cuando evaporamos completamente el agua y observamos un residuo de sales que originalmente se encontraban en solución.

La presencia de estas sales no es objetable ni tiene efectos adversos en la salud, aunque cuando la concentración de estas sales es muy alta, el agua puede ser desagradable para algunas personas que no están acostumbrados a consumir este tipo de aguas, por lo que es recomendable darle tratamiento si los niveles de concentración son mayores a los recomendados.

Aunque la alta concentración de sales no tiene efectos en la salud, si la hace inapropiada para algunos fines, por ejemplo: la alta concentración de sales causa que los equipos de aire se ensucien mas pronto ya que al evaporarse el agua dejan gran cantidad de sales en el excelsior o zacate. También ensucian y forman precipitados de sales en utensilios de cocina, cafeteras y si los niveles de sales son demasiado altos se da el caso de que el agua no es apropiada para cocinar ya que por ejemplo los frijoles, las habas y las lentejas no se cuecen bien y se forman natas de sales en las sopas y preparaciones de alimentos, por lo que cuando esto ocurre debe darse tratamiento al agua, no por los efectos en la salud, sino por lo problemático del agua y por las molestias e incomodidades que esto causa.

 

DUREZA DEL AGUA: La dureza del agua se manifiesta de manera similar a como ocurre con las sales minerales. Se forman precipitados e incrustaciones en los materiales que tienen contacto con el agua, como tuberías, calentadores de agua, baños y regaderas, etc.

La dureza se debe a la concentración alta de sales de calcio y de magnesio en el agua y ya se ha determinado concluyentemente que no tiene efectos positivos o negativos en la salud pero causa daños y perjuicios en equipos industriales como calderas, y equipos de enfriamiento y causa incomodidad en el uso domestico ya que el exceso de dureza consume altas cantidades de jabón, evita que el jabón haga espuma y forma sarro e incrustaciones en calentadores de agua y tuberías, provocando en casos extremos, que la tubería se deba cambiar periódicamente ya que se llega a obstruir completamente por la formación de sarro.

 

METALES TÓXICOS: Cuando en el acuífero se tiene la presencia de mantos minerales que contienen metales como; plomo, fierro, arsénico, cobre, zinc, etc. estos metales también pueden ser disueltos y se integran al agua que originalmente no los tenia. Algunos de ellos son problemáticos si su concentración excede de ciertos límites, pero otros son dañinos y son potenciales agentes tóxicos que causan enfermedades en los seres vivos. Entre estos elementos se encuentran metales como: plomo, arsénico, cadmio, mercurio, selenio y cromo entre otros.

Cuando las concentraciones de estos y otros tóxicos sobrepasa ciertos limites, el agua puede emplearse en usos diversos como es para limpieza y aseo personal, para lavado de ropa y utensilios de cocina, para riego, etc. pero como no cumple con las características que dicta la norma de calidad de agua potable, debe tener un tratamiento previo que disminuya la concentración de estos elementos antes de su consumo como agua de beber.

 

FIERRO Y MANGANESO: Estos dos elementos se integran al agua por disolución cuando el agua esta en contacto con el yacimiento mineral, y si éste contiene altas cantidades de fierro y manganeso es muy probable que estos dos se presenten en el agua del yacimiento.

El fierro y el manganeso no causan toxicidad ni daño en la salud, pero si son muy problemáticos y molestos. Estos dos metales generalmente se presentan en forma conjunta y no se manifiestan cuando el agua sale del acuífero, pero la oxidación causa que el fierro y el manganeso cambien en sus propiedades químicas y esto se manifiesta con la aparición de un precipitado rojizo que es el hidróxido de fierro. En donde existe este problema es típica la aparición de un precipitado lamoso negruzco en la tina del excusado que causa preocupación y consternación en los propietarios, sobre todo si esa misma agua es la que consumen como agua potable, pero insistimos en que el fierro y el manganeso no son nocivos a la salud.

Otra cualidad del fierro y el manganeso es la formación de precipitados de estos metales y que también causan el manchado o veteado de la ropa blanca, lo cual me trae a recuerdo y a explicación porque en Parral, en mi infancia, la ropa blanca solo lo era un día y posteriormente era ropa interior “amezclillada”

 

OTROS COMPUESTOS: Existen otros compuestos que también se presentan en las aguas naturales y que son de importancia por sus efectos nocivos en la salud.

 

FLÚOR: El flúor es un elemento químico que al igual que los cloruros, los bicarbonatos o los sulfatos se pueden presentar en las aguas naturales, solo que a diferencia de éstos, tiene efectos nocivos en la salud.

Los efectos evidentes del consumo excesivo de flúor son el manchado de los dientes. Si un niño desde que nace empieza a consumir agua con alto contenido de flúor, el flúor se integra a sus huesos en formación y las primeras evidencias del consumo excesivo de flúor son el manchado o moteado de los dientes

En criterio de los dentistas el flúor es un agente que endurece los dientes y los hace más resistentes, y por esta razón el flúor se agrega deliberadamente a las pastas dentales. Esto es cierto en las personas que han consumido durante años agua con alto contenido de flúor, sus dientes son mas resistentes, pero pagando en precio una completa dentadura color café marrón.

No es únicamente el factor estético el inconveniente del alto consumo de flúor: si los niveles de flúor en el agua son demasiado altos y si una persona consume esta agua durante varios años de su vida, en la edad madura es posible que se le presente un problema que médicamente es llamado fluorosis esqueletal o osteoesclerosis. y que se manifiesta en daños en esqueleto y huesos ya que causa deformaciones en estos, enfermedad difícil y penosa y que en algunas zonas donde se ha detectado un alto nivel de flúor en el agua que se consume, esta enfermedad es una plaga.

 

 

 

La contaminación del medio ambiente, causa también el deterioro de la calidad del agua que consumimos.

 

NITRATOS: Los nitratos es una manifestación de la contaminación qumica causada por causas antropogénicas (generadas por el hombre). Los altos niveles de nitratos que se presentan en algunas fuentes de abastecimiento de agua potable, se deben principalmente a la accion del hombre. El exceso de fertilizantes nitrogenados (nitrato de amonio, por ejemplo) que se emplean en la agricultura, origina la contaminación del yacimiento, ya que la planta toma solo una parte del fertilizante empleado y el resto se infiltra a traves de las diferentes capas de suelo hasta el acuifero.

Cuando el agua llega al consumidor estos nitratos pueden causar metahemoglobinemia en el usuario. La metahemoglobinemia, es el nombre de una enfermedad provocada en la sangre ya que los nitratos en ciertas condiciones pueden ser químicamente reducidos a nitritos, los cuales pueden sustituir el oxigeno en la molécula de hemoglobina, causando la muerte por falta de oxigenación en la sangre. Este fenómeno de sustitución de nitritos por oxigeno en la hemoglobina es mas probable en infantes, por lo que se tiene un nivel máximo permitido en aguas potables ya que se ha detectado que hay una alta relación de altos niveles de nitratos en el agua de consumo, con la muerte de cuna o síndrome del niño azul.

 

OTROS AGENTES TOXICOS: Las causas antropogénicas son cada vez mas comunes en la contaminación de nuestras aguas potables. De la misma forma en que se infiltran a los ríos, lagos y yacimientos de agua los nitratos, por ejemplo, llegan de la misma forma agroquímicos, plaguicidas, herbicidas, solventes químicos, derivados del petróleo, etc. Todos ellos son substancias toxicas que puede que no causen daño inicialmente, sin embargo en el transcurso del tiempo, y con el consumo del agua a largo plazo, o de toda una vida, pueden generar enfermedades provocadas o inducidas por estos agentes.

 

 

El agua es un recurso cada vez mas escaso

 

CALIDAD DE NUESTRA AGUA: Para asegurar la calidad del agua que consumimos autoridades como son: Comisión Nacional del Agua, Secretaria de Salud, Junta Municipal de Aguas, Junta Central de Aguas del Estado, etc. revisan la calidad de nuestras fuentes, detectando que la calidad de agua que recibimos en nuestro hogar cumpla con las normas de calidad de agua potable, sin embargo algunas substancias como son los plaguicidas, herbicidas, y compuestos químicos tóxicos, son muchos y muy variados por lo que es difícil si no imposible detectar y monitorear cada uno de ellos. Para evitar esto, la sociedad civil en forma conjunta con las autoridades debe prevenir todos los actos y acciones que sabemos causan el deterioro de nuestro medio ambiente y la contaminación de nuestras aguas potables.

Para dudas, preguntas y comentarios comunicarse con el autor a la siguiente dirección de correo electrónico: edrocha11@yahoo.com