Tratamiento de agua para cumplimiento de la norma de agua potable en comunidades rurales del estado de Chihuahua

 

El deterioro en la calidad del agua que se suministra como agua potable es un agudo problema en México y en el mundo. En el estado de Chihuahua, los efectos de la sequía son entre otros, la extracción de agua de mantos acuíferos cada vez mas profundos, lo que tiene como consecuencia que la calidad del agua presente problemas en lo referente al cumplimiento de la normatividad para agua potable.

Por estudios previos realizados por la JCAS, se tienen detectados varios sitios en el estado, donde se presentan problemas en calidad de agua, en contenidos mayores a los máximos establecidos por la norma en: sólidos disueltos, flúor y arsénico principalmente.

Se evaluaron varias tecnologías para a partir del agua disponible en los pozos, producir agua que cumpla con las normas de calidad y se estructuró un proceso de tratamiento que comprende: desinfección del agua y oxidación del arsénico con cloro; filtración en grava, arena y carbón activado; ablandamiento con resinas en ciclo sodio y finalmente hiperfiltración en membranas de ósmosis inversa.

Las plantas que se construyeron con este fin han dado resultados altamente satisfactorios, tanto en la aceptación por parte de los usuarios y también en lo que respecta a la calidad del agua, la cual se obtiene después del tratamiento con ósmosis inversa y que tiene contenidos sumamente bajos de las substancias que originalmente la hacen objetable.

Esta experiencia demuestra que es posible resolver los problemas de abastecimiento de agua con los estándares de calidad mundial, a un costo accesible para los estados y las comunidades.

 

vista exterior de una de las plantas, con sus llaves para servicio de suministro de agua potable

Filtro de arena, filtro de resinas y osmosis inversa

 

Detalle del sistema de osmosis inversa

Regresar a página principal